0

Entrevista a Nacho Subirats, Asistente de Dirección de “Robot Dreams”

Share

Puede que el nombre de Nacho Subirats sólo os suene si habéis estado pendientes de los protagonistas que han trabajado junto con Pablo Berger para sacar la última película del director, Robot Dreams, que triunfó en el festival de cine de Cannes y que anoche consiguió el Goya a Mejor Película de Animación y a Mejor Guión Adaptado, añadiendo aún más premios a su, ya muy extenso, palmarés.

La figura del Asistente de Dirección dentro del formato animado no es muy común ni muy necesitada como en las películas convencionales. Pero lo cierto es que no podría haber elemento más importante que el de Nacho en un proyecto que lo ha necesitado para llegar a donde está. Una película ambiciosa en su compleja puesta en escena y producción, pero visiblemente “minimalista” en el diseño artístico. Y en toda esta maraña creativa Nacho llegó para “poner orden”, o como él menciona: “Ser una navaja suiza”. Pues el director a pesar de su ya reconocida experiencia dentro del cine, se adentraba en un mundo totalmente nuevo en cuanto a lenguaje audiovisual y de producción, por lo que Subirats no sólo ayudaba en todo lo que podía, sino que era el traductor para Pablo. Y es por esto que entrevistamos a esta “figura oculta” para comentarnos su experiencia trabajando dentro del proyecto y cómo está viviendo la repercusión de la película.

E1: ¿Cómo llegas a este proyecto? 

NS: Yo por aquél entonces estaba dando clases y me picaba el gusanillo de poder entrar en una producción. Un amigo mío me pasó la voz de que estaban buscando character designers para esta peli (Robot Dreams, 2023) y pensé “Voy a echar, por qué no”. Yo he hecho diseño de personajes y quiero adentrarme en este mundo así lo eché. 

Tuve una entrevista con Pablo y José Luis, y nos llevamos muy bien. Les gustó mucho mi trabajo y a mí me gustó mucho su proyecto. Pero por desgracia no me cogieron. Cogieron a Dani Fernández Casas, que es un máquina, y no podría haber sido mejor decisión. 

Entonces yo seguí insistiendo. A lo que salían puestos de backround artist, o de animador, que también podía hacer, también me apunté. Hice el test de animación, les gustó y me llamó Julián Larrauri (director de producción). Me dijo que Pablo quería hablar conmigo y pensé que querría ofrecerme un puesto como animador, pero no. Me dijo que quería que fuese su asistente de dirección. 

Como tenía un backround un poco amplio, había dirigido cortometrajes, había hecho diseño de personajes, sabía hacer fondos y había estado en el mundillo de la ilustración, pensó que yo sería un buen nexo de unión entre él (Pablo Berger) y el mundo de la animación.

E2: ¿Qué te enamoró de Robot Dreams?

NS: Para empezar, el director. Me gustaba mucho Blancanieves, y creía que esta película iba a tener una visión. A parte teniendo a José Luis Ágreda de Dirección de Arte, me hizo pensar que podía ser algo grande.

Por aquél entonces no conocía nada de la historia, pero una vez me vi la animática me dije que aquí era donde tenía que estar. Se me llenaron los ojos de lágrimas y pensé que este es el proyecto que quiero que vea mi hijo dentro de 2 años, y así ha sido.

Ilustraciones de Robot Dreams, 2023

E1: ¿Cómo se realiza la adaptación de un cómic a la gran pantalla? ¿Ha sido difícil dotar de movimiento orgánico a a los personajes estáticos de Sara Varon?

NS: Yo creo que no había tanta complejidad en el movimiento. Al menos Pablo creo que no estaba pensando en eso, sino en concretar un poco más del espacio que había dibujado Sara a lo que veía Pablo en su cabeza. Que era un Nueva York más real, más físico. Que Dog estuviera sentado en un taburete real y estuviese sosteniendo una botella de agua real. Y luego las cosas van surgiendo a medida que vas trabajando en ellas. 

Recuerdo la primera secuencia que nos llegó animada por parte de Laura Soret que eran los pajaritos cuando vienen a ver a Robot. y dijimos: “WOW, esto es increíble. Eso es el tope y de aquí no se puede bajar”.

Ilustración de Sara Varon, creadora e ilustradora de la novela gráfica Robot Dreams

E2: ¿Estuvo Sara Varon (ilustradora y creadora) directamente involucrada con el proyecto?

NS: Pablo habló con ella al principio para contarle un poco la idea y sí que hizo algunos concepts que le pidió directamente a ella. Y le gustaron mucho, pero aún así sentía que necesitaba todavía un empujón más.Sara tenía otros proyectos por lo que dio carta blanca para hacer lo que Pablo quisiera, confiaba en él, y así ha sido. Se pasó una vez or el estudio, viendo los fondos, las animaciones que teníamos hechos y los personajes y flipó, estaba muy contenta. 

Le ha gustado mucho el resultado final y está en una nube viendo que hemos a la pantalla su historia con la misma emoción que tiene la novela, pero con un poquito más de detalle a nivel narrativo. Sobre todo que esté a 2D.

E1: En un proyecto tan coral como es una película de animación, ¿cómo ha sido tu relación al trabajar con otros miembros creativos del equipo, como el director de animación Benoit Feroumont (Bienvenidos a Belleville, El libro de Kells), o José Luis Ágreda, director de arte (Buñuel en el laberinto de las tortugas)?

NS: Ha sido muy buena y muy cercana. Al ser un estudio tan chiquitito yo trabajaba diariamente con Pablo, José Luis y Yuko en el mismo despacho. Entonces la comunicación con José Luis era constante y él nos ayudaba a Pablo y a mí en las correcciones de layout. Y luego yo le ayudaba a él en las correcciones de backgrounds, de objetos o de personajes alguna vez. Y con Benoit, fue un poco lo mismo. Estaba en otra parte pero a un pasillo de distancia, por lo que era muy fácil hablar con él. 

Sí que costó al principio entender qué clase de animación buscaba Pablo, y tuvimos mucho ir y venir en ese momento viendo que quizás no necesitábamos exagerar tanto, y que había que rebajar un poco más, para que todo fuese más comedido. 

Benoit tenía sus dailies todos los días después de comer y ahí se juntaba con los animadores e iba revisando planos. Luego venían a nuestro despacho (“el camarote”) a revisarlos. Así que fue una muy bonita experiencia.

E2: ¿Cómo ha sido trabajar con un director que no dibuja y que no ha manejado una película de animación hasta ahora?

NS: Él tiene muy clara la historia y los beats de cada escena y cada plano. Entonces sabe muy bien cuando tienen que pasar las cosas en el momento en el que tiene que pasar. Luego a nivel de animación, de siluetas o de pesos y demás estaba yo un poco más atento, peor siempre iba todo genial por que después de haberlo revisado Benoit yo sólo daba aloínas natillas cuando había que darlas pero digamos que era como la “extensión de su cerebro”, como la mano de Pablo.

Yo era el nexo de unión entre Pablo y el mundo de la animación. Benoit le explicaba muchas cosas y tenían muchas reuniones pero yo era el que más tiempo estaba con él, y el que más experiencia tenía en cuanto a animación. José Luis tiene mucho conocimiento de arte (habiendo estado trabajando en Buñuel) pero no tiene conocimientos de animación entonces yo era ese traductor de ayuda.

E1: ¿Qué dificultades técnicas habéis afrontado durante el desarrollo de la película?

NS: Creo que la más difícil fue una de las secuencias de la persecución en trineos, con nieve, árboles, postes de luz, cables, esquiadores… Era brutal por que en 3D sí que puedes ir cambiando la cámara pero aquí teníamos que ir muy a tiro hecho. No nos sobraba el tiempo con lo cual teníamos que ser lo más eficientes posibles. Es una de las secuencias que más planificación tuvo, pero aún así, hablando con el departamento de arte, layout, animación y compo pudimos sacar una secuencia y Pablo dice que es como una persecución de 007.

E2: ¿Cómo ha sido vuestra relación con la prensa antes y después de que Robot Dreams triunfase en Cannes?

NS: A medida que vas ganando premios hay más repercusión, y estando en festivales si la gente habla bien de tu película, los medios te van haciendo más caso. 

He visto que se necesita cierto apoyo desde más temprano. El estrenen Cannes es algo que no le pasa a todas las películas, y menos de animación. Era el estreno mundial y estábamos junto a Pixar, entonces nuestro objetivo era estrenar ahí 

Me remito a lo que decía el otro día Bayona, y es que, que haya dos películas españolas candidatas a los Oscars y que la noticias haya salido en un recuadro pequeñito del periódico nos hace preguntarnos cuándo se va a hacer justicia y se le va a dar el reconocimiento que se merece a la industria española y en este caso, de animación.

Cartel Robot Dreams, 2023

E1: En varios artículos como en La Razón o El Mundo califican vuestro triunfo como “un milagro”, ¿crees que ha sido así? ¿No crees que con este calificativo se hace una especie de “menosprecio” al trabajo de la industria de la animación española? 

NS: No sé si creo que en los milagros. Al final esto es el trabajo de un montón de personas de carne y hueso que se han dejado la piel en cada plano de la película, entonces creo que la suerte se busca. Y al final lo bueno de haber trabajado en este equipo tan chiquitito es que todos hemos remado en la misma dirección y hemos hecho que eso se transmita en la película. Yo lo veo así. 

Desde las patinadoras, que estuvieron poco tiempo, haciendo esa coreo, hasta músico o el director de doblaje Iván Lavanda) animadores, diseñadores de personajes… nos decíamos que vamos a hacer bien esta película. No seremos Disney, Pixar o DeamWorks, pero somos Arcadia, hemos hecho aquí nuestro pequeño grupito y vamos a hacerlo lo mejor posible. 

Un año más la industria de la animación española nos hace, como espectadores, ser testigos del nacimiento de una nueva ola de creadores/as en el formato, fuera de los gigantes que dominaban la industria. No podemos estar más contentos de que nuestra animación sea una de las representantes de este nuevo movimiento.

Desde Animatic agradecer a Nacho Subirats el que nos concediera esta entrevista, y a todos/as y cada uno/a de los/as trabajadores/as de Robot Dreams

¡Enhorabuena por esos 2 Goyas!