0

Crítica: “Mars Express”, un thriller de ciencia ficción en clave de animación

Share
Título original: Mars Express
País: Francia
Año: 2023
Director: Jérémie Périn
Estudio: Everybody on the Deck, Je Suis Bien Content
Estreno: 17 de mayo de 2024 (Cines)
Edad: Recomendada para mayores de 9 años.

Mars Express realizó el año pasado un recorrido envidiable por los festivales de cine europeos. Se estrenó en Cannes en la sección «Cinéma de la Plage», pasó por Annecy y debutó en España en Sitges. Esta semana se hará más accesible a los espectadores de nuestro país, pues llega a las salas de cine el día 17 de mayo y se estrenará en Movistar + tan solo unos días después, el 22 de mayo. Se trata de la ópera prima del francés Jérémie Périn, aunque cuenta con cierta experiencia en la dirección de series, cortometrajes y videoclips de animación. Ni la fantasía ni la estética punk son desconocidas para él, aunque para este su primer largometraje compone un thriller de ciencia ficción destinado al público adulto, y que une en perfecto matrimonio al Ridley Scott de Blade Runner y al Satoshi Kon de Perfect Blue.

¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ANIMADAS?

El listón de sus influencias está evidentemente alto, y huelga decir que Mars Express se queda un poco lejos de los clásicos del género. No obstante, Périn se las apaña para armar una historia policíaca más que disfrutable en una sociedad futurista marcada por los bajos fondos, coches voladores y luces de neón. Además de la ambientación, de Blade Runner también toma prestado el conflicto ético entre los humanos y los cyborgs, que se comportan como auténticos replicantes.

La detective Aline ―una humana con implantes cibérneticos― y su compañero Carlos ―un humano fallecido y resucitado en el cuerpo de un robot―, son llamados a investigar un macabro asesinato. Tras él parece ocultarse una conspiración que amenaza con poner patas arriba la sociedad en la que viven, puesto que eso es lo que sucedería si a todos los androides les da por rebelarse y saltarse las reglas de la robótica marcadas por Isaac Asimov. Aunque al célebre autor no se le cita de manera expresa, su nombre también se suma al catálogo de referencias de Mars Express, algunas más explícitas que otras.

Mars Express. Flamingo Films.
Mars Express. Flamingo Films.
GRANDES MALES Y GRANDES REMEDIOS

Mars Express también recibe gran influencia del anime, pero a su vez hereda una de sus principales flaquezas. Esta no es sino la dificultad de la integración de su estilo de dibujo con secuencias en 3D (ya hablábamos de ello en la crítica de Blue Giant). La película recurre en múltiples ocasiones a la animación 3D para crear planos que de otra manera serían imposibles, pero con ello acaba rompiendo y maltratando su apuesta estética. Sin embargo, el maestro Satoshi Kon se bastaba de su talento y su imaginación para crear secuencias de infarto en aquellos años 90 en los que estrenó su Perfect Blue, sin necesidad de renunciar y expulsar su marcado estilo en dos dimensiones.

No obstante, su brutal arranque (en todos los sentidos que admite la palabra) y su final (que convierte la sociedad utópica en una distopía) son lo que salva a Mars Express de quedarse en una mera recopilación de referencias e influencias. Consigue atrapar al espectador en un 2024 en el que la inteligencia artificial nos remite mucho a lo que narra la propia película, pero en el que aún estamos lejos de los coches voladores y los humanos reencarnados en cyborgs. Quizás sea por eso por lo que la ciencia ficción futurista nunca pasa de moda, y Mars Express sigue siendo la mejor prueba de ello.

Calificación Animatic

Calificación: 3 estrellas