0

“Las cuatro almas de Coyote”, la joya animada húngara que puedes ver en Movistar+

Share
Título original: Kojot négy lelke
País: Hungría
Año: 2023
Director: Áron Gauder
Estudio: Cinemon Entertainment
Estreno: 5 de marzo de 2024 (Movistar+)
Edad: Recomendada para mayores de 16 años.

Las cuatro almas de Coyote es el título de la aclamada película de animación europea que puedes ver desde hoy en Movistar+. Llega a la plataforma sin pasar por las salas de cine de nuestro país, pero después de haber dejado huella en el panorama internacional de la animación. Obtuvo el premio del jurado en el pasado festival de cine de Annecy, y fue seleccionada para los premios Annie en la categoría de «Mejor Película Independiente». Es precisamente este carácter independiente el que le permite preocuparse más de acercarse a la mitología de la que bebe que se resultar complaciente con su público comercial.

El cineasta húngaro Áron Gauder dirige esta aproximación desde el viejo continente a los mitos y leyendas de las tribus indígenas de Norteamérica. Es su debut en el largometraje, tras dos cortos en los que ya exploraba los conceptos en los que se basa la película. Gauder se acerca a la mitología nativoamericana navegando por terrenos oníricos e incluso surrealistas. La animación en 2D destaca por la belleza de sus imágenes y delicadeza de sus trazos. La historia que narra es atrapante e hipnótica, y resuenan en ella ecos del espíritu ecologista del cine de Hayao Miyazaki, especialmente de la ineludible La princesa Mononoke (1997).

CINE DE AUTOR Y… ¿PARA ADULTOS?

Las cuatro almas de Coyote no es una película infantil, aunque no hay nada en ella que pueda excluir necesariamente a los niños más mayores y adolescentes. Algunas secuencias intensas y violentas pueden impresionar a los espectadores jóvenes, pero todas están realizadas con la sutileza y cuidado que caracteriza la propuesta en sí.

Sin embargo, su marcado carácter autoral y su lejanía con el cine de animación comercial la convierten en un artefacto extraño y complicado de entender a los ojos de los infantes y adolescentes. No se preocupa por resultar atrayente, ágil y sencilla, sino que se toma su tiempo para recrearse en sus formas y metáforas. Pero probablemente la audiencia algo más joven también sea capaz de dejarse llevar por la belleza cautivadora de sus imágenes, aunque no entienda del todo la complejidad y múltiples aristas de su relato.

Las cuatro almas de Coyote. Cinemon Entertainment
Las cuatro almas de Coyote. Cinemon Entertainment.
UNA FÁBULA SOBRE LA CREACIÓN

Asistimos a un relato creacionista alejado de Adán, Eva y la serpiente. Una interesante fábula sobre el nacimiento del mundo y las criaturas que lo pueblan tal y como la concebían los nativos americanos, sin la influencia de la Biblia; su admiración y adulación por el poder de la naturaleza. Resulta interesante ver similitudes y diferencias entre las enseñanzas de los indígenas y de los cristianos que acabarían por arrebatarles la tierra e imponer su religión.

En el cristianismo el creador es quien da vida a los seres humanos, pero en las historias de los nativos americanos, es el traicionero Coyote que lo hace. Pero de igual manera, a imagen y semejanza del anciano Dios. Es a este animal maligno al que culpan los índigenas de las imperfecciones y maldad de las personas; y no responsabilizándolas a ellas de la desobediencia a un autoritario Dios creador. El demiurgo del relato indígena incluso comete y reconoce equivocaciones con respecto a su creación, algo que el omnipotente e omnisciente Dios cristiano jamás se permitiría y admitiría.

Las cuatro almas de Coyote. Cinemon Entertainment.
Las cuatro almas de Coyote. Cinemon Entertainment.
LA MITOLOGÍA NATIVOAMERICANA DESDE LA MIRADA EUROPEA

De hecho, la comparación entre las dos culturas y religiones se acaba realizando en la película de manera explícita. No es de extrañar, siendo el film una producción europea procedente de un país, Hungría, con fuerte arraigo del catolicismo. Lo que sí resulta curioso es que sea precisamente de este lado del mundo de donde surja una aproximación tal cuidada hacia las leyendas de los nativos norteamericanos. Por la razón que sea, la animación estadounidense, atrincherada en Hollywood desde sus inicios, nunca se ha interesado demasiado por los orígenes ancestrales de su tierra, salvando la mitificación de las leyendas del «western» y honrosas excepciones como Pocahontas y Hermano Oso, de Disney.

Las cuatro almas de Coyote también nos lleva a la actualidad. La trama que abre y cierra la película sirve como vínculo con el mundo real; y nos recuerda que en el presente la sociedad desprecia el entorno natural que en su día adoraban los antiguos pobladores de todo el mundo. De nuevo vuelve a apreciarse aquí la diferencia sustancial entre la mitología bíblica y las leyendas indígenas. En la primera, el hombre es el centro de la creación, el ser perfecto. En la segunda, no es sino la naturaleza en sí la que merece admiración. Se entiende la crítica y el reflejo de la batalla ecologista contra un capitalismo atroz e insostenible, pero esta acaba siendo lo menos interesante de la propuesta. Por suerte, es tan solo una mota de polvo en esta joya animada repleta de poderío visual y narrativo.

Calificación Animatic

Calificación: 3 estrellas y media