0

Studio Ghibli recibirá la Palma de Oro de Honor en el próximo Festival de Cannes

Share

La mítica productora japonesa de películas de animación Studio Ghibli ha sido galardonada con la Palma de Oro de Honor en el Festival de Cannes. Una excepcional distinción que recibirá en la próxima edición del prestigioso certamen de cine de Francés, que tendrá lugar en el mes de mayo. Se trata de un reconocimiento histórico, pues es la primera vez que este premio se entrega a un grupo, y no a una persona.

STUDIO GHIBLI, UNA LEYENDA DE LA ANIMACIÓN

«Me siento verdaderamente honrado y encantado de que el estudio reciba la Palma de Oro de Honor», ha declarado el productor y confundador de Ghibli Toshio Suzuki; en una nota de prensa difundida por el Festival de Cannes. «Hace cuarenta años, Hayao Miyazaki, Isao Takahata y yo fundamos Studio Ghibli con el deseo de llevar animación de alto nivel y alta calidad a niños y adultos de todas las edades. Hemos recorrido un largo camino para que se convierta en una organización tan grande. Aunque Miyazaki y yo hemos envejecido considerablemente, estoy seguro de que Studio Ghibli seguirá asumiendo nuevos desafíos, liderados por el personal que continuará con el espíritu de la empresa. Sería un gran placer para mí que esperárais con ansias lo que está por venir”.

Ghibli, uno de los estudios de animación más reconocidos a nivel internacional, fue fundado en 1984 por Hayao Miyazaki e Isao Takahata, para producir simultáneamente La tumba de las luciérnagas y Mi vecino Totoro. Ambas películas marcaron un antes y un después en el mundo de la animación, abriendo un nuevo y fascinante camino para contar este tipo de historias. Desde entonces, decenas de films como La princesa Mononoke, Porco Rosso, El castillo ambulante, Recuerdos del ayer o El cuento de la Princesa Kaguya; se han ganado el cariño y admiración de espectadores de todas las edades.

El chico y la garza. Studio Ghibli.
El chico y la garza. Studio Ghibli.
MUCHAS HISTORIAS POR CONTAR

La última película producida por Studio Ghibli y dirigida por Hayao Miyazaki, El chico y la garza, se estrenó el año pasado en los cines de todo el mundo. Como todas las películas del estudio, su marcado carácter autoral y original, pero capaz de conquistar a todo tipo de público; la convierten en una obra audiovisual realmente única y especial. Fue recibida con honores no solo en la taquilla, sino también en festivales de cine a la altura de San Sebastián, Toronto y Sitges.

Tratadas con sumo mimo y respeto por la animación tradicional y por el cine de autor, las películas de Ghibli son un claro de ejemplo de ese cine de animación «del que ya no se hace». Sin embargo, y a pesar de su avanzada edad, tanto Miyazaki como Suzuki se mantienen optimistas respecto a próximos proyectos. Ambos esperan que su entusiasmo por la animación y el relevo generacional permita que la llama de Studio Ghibli se mantenga encendida por mucho tiempo más.

Desde el Festival de Cannes afirman que «como todos los iconos del Séptimo Arte, los personajes de Ghibli pueblan nuestra imaginación con universos prolíficos y coloridos y narraciones sensibles y cautivadoras. Con ellos, la animación japonesa se erige como una de las grandes aventuras de la cinefilia, entre tradición y modernidad”.