0

“El chico y la garza” y “War is over!” consiguen el Óscar 2024 en las categorías de animación

Share

El chico y la garza y War is over! Inspired by the music of John and Yoko se han alzado este 2024 con el premio Óscar en las categorías de animación. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas norteamericana entregaba anoche su codiciada estatuilla en la gala más esperada del panorama cinematográfico internacional. El glamour de las estrellas de Hollywood vuelve a centrar la atención de todo el planeta mientras se reivindican las que, a juicio de la Academia, han sido las mejores películas de 2023.

Con la llegada de las plataformas de streaming, el público general se acerca cada vez más a producciones de otros países alejados del liderazgo de la poderosa industria de Hollywood. Algo que se ha hecho notar este año, en la edición de los Óscar que ha contado con mayor número de nominaciones internacionales de toda su Historia. A pesar de ello, la Academia estadounidense sigue siendo muy proteccionista con su propio cine, por lo que a la hora de entregar los galardones ha decidido «barrer para casa». De las 22 categorías (exceptuando «Mejor Película Internacional»), 18 ganadores han sido producciones o coproducciones norteamericanas.

El chico y la garza. Studio Ghibli.
El chico y la garza. Studio Ghibli.
“EL CHICO Y LA GARZA”, MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

La «Mejor Película de Animación» ha sido una de las excepciones, resultando ganadora El chico y la garza, de Hayao Miyazaki. Por segunda vez en la Historia de los Óscar el premio en esta categoría ha ido para Japón, siendo también la segunda ocasión en la que obtiene el galardón una película de habla no inglesa. En ambos casos, la primera fue El viaje de Chihiro, en 2003, también dirigida por Hayao Miyazaki y producida por Studio Ghibli. Miyazaki recibió una nominación en la misma categoría en 2014, por su largometraje El viento se levanta. Aunque la ganadora en esa edición fue Frozen: El reino del hielo, la Academia le otorgó al cineasta nipón un premio honorífico a toda su carrera.

En esa ocasión fue la única en la que el propio Hayao Miyazaki acudió personalmente a recoger su premio. No lo hizo en 2003 en protesta por la guerra de Irak, ni lo ha hecho en 2024, por su delicado estado de salud a sus 83 años, según fuentes de Studio Ghibli. No obstante, hay quien ha querido ver en la ausencia de Miyazaki, firme antibelicista, una crítica a las guerras de Ucrania y Gaza. Dos conflictos abiertos que han estado también muy presentes en esta edición de los Óscar.

Hayao Miyazaki. Studio Ghibli.
Hayao Miyazaki. Studio Ghibli.
“ROBOT DREAMS” Y “SPIDER-MAN” SE QUEDAN SIN ÓSCAR

El chico y la garza se ha antepuesto así a las otras dos grandes favoritas para hacerse con el Óscar: Nuestra Robot Dreams vuelve a casa sin la estatuilla, al igual que las otras dos producciones españolas que estuvieron nominadas previamente en la categoría de «Mejor Película de Animación», Chico y Rita en 2012 y Klaus en 2019. Aun así, la mera nominación a los premios de la Academia sigue siendo algo ciertamente meritorio y de gran celebración para la animación española, y síntoma del enorme talento del que goza nuestra industria.

El otro film que sonaba con mucha fuerza en las encuestas es Spider-Man: Cruzando el multiverso, la secuela de Spider-Man: Un nuevo universo, que se alzó con la estatuilla en 2019. Resultó ganadora en la pasada edición de los premios Annie, y venía apoyada por su producción estadounidense y un imbatible éxito en taquilla. Su productor Chris Miller reconocía la derrota con gran dignidad y alabanzas a Miyazaki: «Si vas a perder, qué mejor que perder contra el mejor de todos los tiempos», ha asegurado en la red social X (Twitter).

War is over! Inspired by the music of John and Yoko. Electro League.
War is over! Inspired by the music of John and Yoko. Electro League.
“WAR IS OVER!”, MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN

Finalmente, en la categoría de «Mejor Cortometraje de Animación», el Óscar ha ido para War is over! Inspired by the music of John and Yoko, un corto del animador estadounidense Dave Mullins que también resultó ganador en los premios Annie. Inspirado, como su propio título indica, por la música de John Lennon y Yoko Ono; se trata de un alegato antibelicista basado en la Primera Guerra Mundial. De nuevo, una muestra más de la denuncia del mundo del cine frente a la lamentable y trágica situación política internacional a la que se enfrenta actualmente nuestra generación.