0

“Hilda” se despide de Netflix con su fascinante tercera temporada

Share
Título original: Hilda
País: Reino Unido
Año: 2023
Directores: Luke Pearson (Creador), Kurt Mueller, Stephanie Simpson, Andy Coyle
Estudio: Mercury Filmworks, Silvergate Media
Estreno (Netflix): 7 de diciembre de 2023.
Edad: Recomendada para mayores de 7 años.

¡Hilda está de vuelta en Netflix! La tercera temporada de la serie animada basada en los cómics de Luke Pearson acaba de estrenarse en la plataforma con 8 nuevas aventuras que suponen el cierre de la historia de esta enérgica e intrépida niña de pelo azul. Hilda tampoco se ha librado de las cancelaciones de la plataforma, y su última tanda de episodios deja con muchas ganas de más; pero aun así la serie pone toda la carne en el asador para ofrecer una conclusión más que satisfactoria.

ASÍ ES LA VIDA DE UNA AVENTURERA

Con mucha influencia del folclore europeo y de los mitos nórdicos, la serie sigue las andanzas de la pequeña Hilda explorando los secretos y misterios del entorno que le rodea, ya sea conociendo a criaturas mágicas en los bosques o tratando de hacer nuevos amigos en la ciudad de Trollberg, donde se trasladaba a vivir con su madre en los primeros capítulos de la serie.

Pequeñas historias cotidianas como ir a la biblioteca, rescatar un cuervo con mala memoria o conocer a un grupo de chicas adolescente, siempre acaban convirtiéndose en una auténtica aventura. Todas ellas derrochan una personalidad arrolladora, con un componente mágico único y entrañable capaz de encandilar a toda la familia ―Hilda podría ser la combinación perfecta de Heidi y Gravity Falls―. A pesar de no excluir de su audiencia a los niños más pequeños, la serie sabe cómo subir el nivel de adrenalina e incorporar toques de moderado terror. Y es que no todas las criaturas mágicas que conoce Hilda son necesariamente majas.

Hilda. Netflix.
NUEVA TEMPORADA, VIEJOS CONOCIDOS

Tras la película Hilda y el rey de la montaña, que sirve de puente entre la segunda y tercera temporada, los primeros capítulos de esta nueva entrega trasladan a Hilda y a sus amigos hacia el pueblo rural de Tofoten, de donde procede la familia de la niña. Las nuevas criaturas que Hilda encuentra en el bosque ya no sorprenden tanto a un audiencia acostumbrada a «woffs», gigantes y trolls; pero la serie refuerza el interés con una trama de misterio e intriga que deja entrever un trasfondo oscuro muy marca de la casa que se entrelaza con los orígenes de la protagonista.

La nueva temporada realiza una mayor introspección hacia la propia Hilda sin renunciar a la vieja y confiable premisa de ofrecer una entretenida y fantástica aventura en cada episodio. La relación de Hilda con su madre, Johanna, que ha sido un pilar fundamental durante toda la serie, cobra ahora aún más relevancia. Sin embargo, esto deja algo descolgados a los personajes de Frida y David, amigos íntimos de la protagonista, cuyas tramas de las temporadas anteriores acaban aquí algo desdibujadas.

Hilda. Netflix.

Hilda, por su parte, no deja de ser una niña que sigue cometiendo muchas imprudencias y temeridades. De hecho, parte de su encanto radica precisamente en que se comporta exactamente como lo haría un niño de su edad. Aunque claro, la mayoría de niños de su edad no tienen que lidiar con monstruos y criaturas fantásticas cada día. Pero como lleva demostrando la serie desde sus inicios, Hilda también debe hacer frente a retos mucho más reales y corpóreos, con los que sí puede empatizar su audiencia objetiva. La serie no solo consigue transmitir a la perfección el espíritu de la aventura, sino también las emociones y sentimientos de su protagonista, que son tan reales como los pequeños elfos (Si no has visto ninguno, solo has de firmar los papeles).

UNA DESPEDIDA A LA ALTURA

Hilda se despide su episodio final de 80 minutos de duración (un largometraje en toda regla) resulta extraño, pero fascinante, casi «lyncheano» (¿Será una osadía ver en él cierta reminisencia del mítico final de la segunda temporada de Twin Peaks?). Pero uno no puede evitar quedarse con ganas de más aventuras de la chica de pelo azul, a la que no cabe duda que aún le quedan muchos bosques por recorrer, criaturas por descubrir y misterios por resolver. Sus aventuras siguen siendo todo un alarde de imaginación y fantasía, que en absoluto subestiman a su audiencia principal, el público infantil. Así que si esta es la despedida definitiva de la que probablemente sea la mejor serie infantil de Netflix; esperemos que la plataforma siga apostando en el futuro por productos animados tan valiosos como este.

Calificación Animatic